miércoles, 8 de julio de 2009

Reflexión: ¿cómo nos sentimos los adolescentes respecto de estas dos semanas de receso?

El problema de la gripe A es algo serio, pero tampoco debemos exagerar las cosas.
En esta primera semana, el problema parece relajarse, o eso me parece a mí ya que hace unos cuatro días que no salgo de mi casa, no por este problema de la gripe porcina, sino porque por el momento no he querido hacerlo. Me entretengo con otras cosas, más no puedo dejar de pensar que, pasada una semana de estar en mí casa, pueda llegar a tener un sentimiento de encierro, de opresión por así decirlo.
En el chat se ve cada vez más gente y tanto en sus Nick o subnick como en el facebook se puede apreciar la frase “me aburro”.


Esto es consecuencia de estar tanto tiempo en sus casas encerrados, ya que los padres no los dejan salir por este problema de la gripe.
Uno de los problemas que más nos están molestando a los adolescentes en estas dos semanas de receso escolar, además de no poder salir a cualquier lado por la gripe, es la cantidad de tarea que dieron en todos los colegios para las supuestas dos semanas de receso. Las tareas no parecen para dos semanas sino que para un mes. Pero no es un mes de receso, y, sinceramente creo que se han pasado con la cantidad. Puedo entender que encima el segundo trimestre es más corto aún, pero ese no es problema nuestro.
Tampoco creo que nadie este saliendo por el tema de la gripe, ya que el domingo pasado fui a un restaurant llamado “Las violetas” y estaba repleto. Así que esta forma que hicieron para que la gente no salga tanto en parte se cumple, ya que hay menos gente en la calle, pero aún existe una porción de la población al cual el problema de la gripe no parece impedirles salir a donde se les plazca. Y está muy bien, ya que, sí, hay que extremar las medidas de precaución, pero tampoco encerrarse en su casa y estar en una burbuja alejado del mundo contaminante, porque eso tampoco es saludable, sino todo lo contrario.
Entre estas dos cuestiones de salir o quedarse encerrado en casa habría que encontrar un equilibrio. Si salimos, cuidar nuestra salud con las medidas sanitarias que conocemos. Si permanecemos en casa, encontrar una forma de entretenerse y no sentirse “encerrado” o en una “burbuja”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada