martes, 14 de julio de 2009

¿Más tareas?

Esta situación ya llegó a su punto límite.
Puedo aceptar que nos den tarea para dos semanas, está bien. Puedo aceptar que en dos semanas no hacemos ni la mitad de las cosas que nos dieron para hacer, bueno.
Pero ¿agregar más tarea de la que ya se dio? Eso sí me parece un despilfarro.
¿Cuándo van a entender que son solo dos semanas de receso? No es un mes, ni dos meses, ni lo que piensen que es, son dos semanas y punto.
Cuando nos dijeron “tienen un mes para hacerlo”. No!, no es un mes, son dos semanas!
Se están aprovechando de nuestra situación, pero como a esta edad ¿quién haría una revolución?. Nadie.
Pero ¿qué es realmente una revolución?. Se podría considerar revolución a un cambio rápido y profundo, que marca un antes y un después- diría el profesor Murgia.
Estoy totalmente de acuerdo con esa definición, pero hace mucho que no veo ningún cambio en todo esto, todo sigue como siempre, pero nunca a nadie se le ocurrió cambiar las cosas.
Aunque creo que para cambiar las cosas, uno nunca debe de estar solo, sino todo lo contrario.
Ya experimenté, hace unos años, lo que sería “cambiar las cosas”, y no me fue muy bien que digamos debido a estas condiciones:
1) Estaba sola
2) Nadie estuvo de acuerdo con mis objetivos de cambio.
3) Nadie tenía la esperanza de un cambio.
4) Todos prefirieron continuar con el rumbo de siempre, a pesar de que pueda ser injusto o desagradable.
5) Nadie esperaba que el cambio se produjera fácilmente.
Creo que si uno no lucha por las cosas que desea, no va a llegar a nada. El rumbo de las cosas siempre va a ser el mismo, y todo va a seguir igual.
Aunque uno siempre caiga en esa lucha, hay que levantarse y seguir luchando.
Si una persona no lucha por lo que quiere, ¿acaso su vida tiene algún objetivo?.
“Cambiar las cosas” en el ámbito del colegio, no es nada fácil. Nadie lucha contra la injusticia, y supongo que somos muy pocos los que tenemos la loca idea de ir “contra la corriente”.
Al parecer todo va a seguir igual, nadie va a luchar por lo que siente y los pocos que queremos realizar los cambios, estamos solos.

Así que, solo queda aceptar la realidad, ir con la corriente. Aunque espero que todas las personas tengan la esperanza y el deseo de cambio que tenemos algunos pocos, o quizás ninguno…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada