jueves, 9 de julio de 2009

La música

En el día de hoy, voy a tratar uno de los temas más interesantes para mí: La música.
Pero ¿qué es la música? A continuación les dejo unas definiciones de lo que es la música:


La música (del griego:"el arte de las musas") es, según la definición tradicional del término, el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo, mediante la intervención de complejos procesos psico-anímicos. El concepto de música ha ido evolucionando desde su origen en la antigua Grecia, en que se reunía sin distinción a la poesía, la música y la danza como arte unitario. Desde hace varias décadas se ha vuelto más compleja la definición de qué es y qué no es la música, ya que destacados compositores, en el marco de diversas experiencias artísticas fronterizas, han realizado obras que, si bien podrían considerarse musicales, expanden los límites de la definición de este arte.
La música, como toda manifestación artística, es un
producto cultural. El fin de este arte es suscitar una experiencia estética en el oyente, y expresar sentimientos, circunstancias, pensamientos o ideas. La música es un estímulo que afecta el campo perceptivo del individuo; así, el flujo sonoro puede cumplir con variadas funciones (entretenimiento, comunicación, ambientación, etc.).

Según estas definiciones, puedo deducir que la música se puede sentir, que la música puede provocar sensaciones, sentimientos en una persona.
Hace un tiempo comprendí el concepto de sentir la música, he experimentado, incluso, ese sentimiento.
Sentir la música se puede hacer mediante muchas formas: al tocar un instrumento, al cantar o al bailar.
Es algo que se logra si uno realmente está concentrado en lo que está escuchando, en el ámbito de los instrumentos que suenan y la poesía de ciertas canciones.
Las experiencias que tuve respecto de sentir la música, me llevó a creer que cuando uno baila, siente los instrumentos, pero cuando uno toca algún instrumento, en mi caso la guitarra, uno se enfoca tanto en los instrumentos que suenan como la poesía de la canción.
Bailar y tocar algún instrumento con el corazón: En el caso del baile, es cuando uno siente y baila la música, siente los ritmos de la canción y simplemente baila.
En el caso de tocar algún instrumento (mi experiencia es la guitarra) uno siente la música y la poesía de las canciones y toca, toca lo que siente y así se escucha a una persona que toca con el corazón.
Incluso la música, ya entrando al ámbito psicológico, puede mejorar los estados de ánimo, hacer sentir bien a una persona que esté mal. La música puede llegar a ser algo mágico, si uno sabe escuchar.
Con estos ejemplos, se puede entender el concepto de “sentir la música”.
El bien que puede llegar a hacer algo tan simple y tan hermoso como es la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada