martes, 25 de enero de 2011

El muro de los lamentos.

Hace tiempo que me aqueja un gran problema:
Extraño horrores la escritura de cuentos, nuevas historias... Mis sentimientos se apoderan de todo, y la imaginación no logra tomar el poder; jamás volvieron a surgir nuevas ideas, detesto la poca creatividad de mi mente. Me pregunto dónde habrá quedado esa maravillosa niña que todo lo imaginaba y aquellos relatos escribía... Aquella a la que no le importaba ni un poco su enojo, o su tristeza y todo lo desahogaba en cuentos, en sueños, en estupendas imaginaciones.
Varias ideas al día, cuentos de rutina, sueños de persecuciones y poderes de vuelo. Pues ¿dónde están ? Hace tiempo que los busco, pero de este modo, mucho menos llegan a mi. En los tiempos de antaño, venían a mí sin problema alguno; pero creo que al madurar, decidieron alejarse de mí, para que ocupe la mente en otras cosas... Cosas que ya no tienen sentido alguno, que sólo me causan más dolor y amargura. Discuciones que no llegan a nada, que, en un momento dado, ya ni sé cómo empezaron, pero que no puedo terminar.
Deseo con mucho ímpetu olvidar todos los sentimientos rutinarios , que reemplazaron a las maravillosas ideas de escritura, que me hicieron tanto mal y que de nada ayudan.
Volver a encontrarme con las letras, con las ideas, con todas aquellas imágenes que venían a mi mente en el momento de escribir.
Ya no poseo tales imágenes, son simplemente sentimientos una y otra vez, pero la mente solo sigue en blanco.
Los hechos de vida influyeron muchísimo en este rotundo y terrible cambio. Varias cosas cambiaron para bien, pero me llevaron a empezar a sentir cada vez más cosas.
Lamento decirlo... mi imaginación hace tiempo decidió dejar los pies en la tierra... El poder del vuelo nunca retornó...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada